The Beatles Integral

The Beatles Integral

jueves, 18 de julio de 2013

¿HAY VIDA DESPUÉS DE LOS BEATLES? ANY TROUBLE




En aquellos tiempos (y estoy volviendo a los últimos meses de 1980) tu capacidad de sorpresa estaba sometida a un desafío permanente. Creías haber encontrado a tu grupo favorito y, de repente, otra cosa nueva te estallaba en la cara.






La tarde de la Nochebuena de aquel año fui otra vez a la Casa del siglo XV. Después de describir varias revueltas entre dálmatas de madera tamaño natural, escritorios y reclinatorios estilo remordimiento, porcelanas de Sevres, chimeneas de mármol y affiches varios, entré en el cubículo de los discos. Revisé los estantes y encontré el L.P. de Any Trouble, "Where are all the nice girls", le pedí a la chica que me lo pinchase y... otra vez un descubrimiento histórico.

El parecido con Elvis Costello era evidente. Desde las gafas del lider, Clive Gregson, en la portada hasta esa especie de ritornello tan intenso que estructuraba el primer tema del álbum, "Second choice" (muy presente, por cierto, en las canciones de "Mamá"), todo recordaba al "enano de la mala leche", que le llamaban entonces.

... Pero había más.






A mí, de hecho, la música de Any Trouble, al menos en ese primer trabajo, me convencía mucho más que la de Costello. Era más reconocible; un pop mucho más definido, sin extravagancias y con momentos de una emotividad extraordinaria. Hasta el punto de que una de su primeras canciones, "Playing Bogart", se convirtió para mí, desde la primera audición, en un clásico del "buen rollo", de ese tipo de música que uno desea escuchar cuando es joven y sale los viernes por la noche de casa.



  



Hay un hecho extraño con la edición de este disco. En todas las reediciones posteriores, aparecían dos canciones "estrella" que, sin embargo, no estaban en el ejemplar que yo compré el 24 de diciembre de 1980. Una era "No idea". Y la otra, el superclásico del género titulado "Yesterday's love".






No sé a qué se debe esa anomalía. Sólo sé que eso me permitió revivir, hace no demasiados años, la impresión inicial que me produjo el grupo al conocer tan a destiempo esas dos canciones.

Porque luego, la verdad, las grabaciones posteriores me parecen poco reseñables. Una o dos navidades después del descubrimiento compré, por puro mimetismo, su segundo L.P., titulado "Wheels in motion". Y nada más escuchar los primeros compases de su primera canción, supe que era una imitación de lo mismo, pero sin sustancia.

Qué triste. Hay vida después de los Beatles. Pero es, a menudo, demasiado humana. Muchos grupos destilaron sus esencias en un disco, incluso en una canción. Y luego se agotaron. 

2 comentarios:

  1. No tenía ni remota idea de este grupo. Es tan cómodo que alguien te muestre la pauta para completar la colección...
    Habrá que hacerse con ese primer álbum de Any Trouble...me gusta como suena, aunque parece que al final Elvis Costello gana la partida siquiera sea por un mayor recorrido, no?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El recorrido de Costello es inmenso. Tanto tanto que lo que a mí me disgusta de él es que se mete en terrenos muy raros. En cada disco, ya desde los primeros, hay por lo menos un par de cosas rarunas e infumables.

      Eliminar